R*C Mallorca


Nos comunican que Reconstrucción Comunista se expande, saltando a las islas baleares, creando Reconstrucción Comunista Mallorca. A pesar de las criticas que surgen por aquellos lares desacreditando la importancia de esta organización, vemos como esta expande y cada vez mas jóvenes se unen a ella debido a que no encuentran otro partido u organización con el que se sientan identificados. Les deseamos un buen camino. ¡Salud camaradas!

Dejamos el comunicado:

¿Qué hace la juventud consciente y combativa en Mallorca? En principio, puede hacer lo mismo que cualquier joven combativo de Baleares. Esto es, observar el espectro de la izquierda “revolucionaria” y “comunista” con estupor: grupúsculos sin contacto con las masas; revisionistas sin ningún objetivo político más que el de hacerle el juego a la oligarquía financiera, a los capitalistas; y por último, los chovinistas que anteponen la cuestión nacional a la cuestión de clase. Es en este momento en el que el joven combativo se da cuenta de que las opciones tienen de “revolucionarias” poco y de “comunistas” nada. Y es en este preciso momento en el cual nosotros, un grupo de jóvenes de la isla, aburridos y desilusionados con estas opciones políticas, decidimos constituirnos en el nuevo colectivo de Reconstrucción Comunista Baleares. El problema no es cómo llegar, influir y gestionar las distintas instituciones del sistema, el problema es el sistema. Y ante la amalgama y variedad de siglas para todos los gustos y colores existentes, decidimos convertirnos en esa herramienta que creemos le falta a la juventud y a la clase obrera en Baleares, y que demuestre que los grupos anteriormente citados son absolutamente inofensivos.

Esas organizaciones a las que hacíamos alusión se han mostrado como parte del problema y jamás podrán ser parte de la solución. Lo sabemos porque las conocemos desde fuera, y las hemos conocido desde dentro. Y la solución a los problemas de la clase obrera y de su emancipación desde luego no pasa por esas organizaciones.
Ante los desesperanzadores tiempos que nos esperan a la vuelta de la esquina, observamos como dentro de nuestras fronteras el paro y la precariedad crecen sin parar, fuera de ellas el imperialismo, cual ave de rapiña, sigue saqueando materias y recursos de todos los rincones del planeta, situando a su población bajo el umbral de la pobreza. Frente a esta situación, a la juventud no le quedan más que tres opciones:

– Organizarse: Organizarnos en destacamentos leninistas que sean verdaderamente la esperanza de la clase obrera, donde ver sus objetivos reflejados, y en el terror del sistema y sus gestores. Basta ya de parchear, es hora de eliminar el problema de raíz.

“Es precisamente a la juventud a quien incumbe la verdadera tarea de construir la Sociedad Comunista.”

Formarse: Formarnos porque sin teoría revolucionaria no hay práctica revolucionaria. Porque el marxismo leninismo es nuestra herramienta para interpretar la realidad, y actuar en consecuencia, gracias a sus concepciones filosóficas, económicas y político-sociales. Pero para poder interpretarla correctamente hay que conocer el marxismo leninismo. ¿Cómo lo conocemos? Mediante su concienzudo, dedicado, y sacrificado estudio.

“Si yo sé que sé poco, me esforzaré por saber más. Pero si un hombre dice que es comunista y que no tiene necesidad de conocimientos sólidos, jamás saldrá de él nada que se parezca a un comunista.”

Combatirles: Debemos estar preparados para combatir. Porque la lucha entre el ejército de las hormigas y el elefante moribundo es sin tregua y a muerte. Y, además, es una lucha que se da en todos los frentes. Ellos nos combaten desde sus despachos, estudios de televisión, sus periódicos, sus universidades y sus instituciones. Es hora de hacerles frente, empezando desde ya mismo.

“Sin trabajo, sin lucha, el conocimiento libresco del Comunismo, adquirido en folletos y obras Comunistas, no tiene absolutamente ningún valor, ya que no haría más que continuar el antiguo divorcio entre teoría y práctica.”

Llegados a este punto cabría advertir de unos enemigos que siempre han estado en nuestras filas y que, cada día más, se convierten en peores elementos: la pasividad, el conformismo, el derrotismo y la claudicación. Es hora de ser radicales, como decía Lenin “radicales como la vida misma“. Es hora de despertar, de entender que formamos parte de la historia, que ésta no se hace sola. Hay que salir a la calle a luchar, a arrebatarles el poder a esta jauría de perros sarnosos que son quiénes nos gobiernan. Hay que luchar por la revolución y por el socialismo.

Citas de: “Tareas de las Juventudes Comunistas” Discurso de V.I. Lenin durante la I Sesión del III Congreso de las Juventudes Comunistas de Rusia. Moscú, 2 de Octubre de 1920.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: