¿Que vuelvan los GRAPO?


En estos días de revueltas pacificas, donde esta mal visto toda acción violenta, donde ni se piensa en la lucha armada habría que mirar atrás y recordar sucesos gloriosos, conseguidos a punta de pistola. Recordaremos la acción de los GRAPO en 1977, donde se solidarizaron con un barrio obrero de Cordoba, un barrio pobre. Los GRAPO no fueron a sus calles a bailar bachata o sentarse en la calle con cartelitos. Hicieron lo que hace falta, lo correcto, robar al que tiene de sobras y dárselo a quien no tiene. Decidieron robar un camión cargado con 3000 kilos de embutidos, provenientes de la empresa “Cárnicas Roig”, importante empresa en propiedad de Juan Roig Alfonso(1), un burguesito.  La acción se llevo a cabo sin dejar victimas y dejando a cientos de familias con el estomago lleno, «Ya que no podemos acabar con el hambre del pueblo, manifestamos nuestra lucha contra el sistema capitalista»(2) fueron las palabras que dijeron los benefactores de esta solidaria acción. Igual hay que hacer un foco con el símbolo de los GRAPO para que vuelvan como Batman…

“Sólo queremos darle de comer al pueblo, que está hambriento.” 

Resumen del suceso por March:

Informaciones. 08/09/1977. Párrafos 6.
El G.R.A.P.O. asaltó en Córdoba un camión con jamones, que repartió entre el público

CÓRDOBA, 8 (Resumen de PYRESA).

AYER, cuando un camión de unas industrias cárnicas cargado con 3.000 kilos de embutidos, se disponía a efectuar el reparto a distintos pueblos de la zona de Lucena, fue interceptado en la calle de la Virgen del Perpetuo Socorro por un coche —robado en Sevilla— que ocupaban cuatro individuos. Dos de ellos, armados con pistolas, obligaron al conductor a dirigirse a la calle Acera Tomás de San Martín, donde repartieron los embutidos y jamones de la carga entre el sorprendido público.

Terminado el reparto, los cuatro individuos, todos ´ellos jóvenes, tras dejar abandonado el turismo robado, se dirigieron, en compañía del conductor, a Un bar de las proximidades, donde efectuaron una consumición, marchándose posteriormente a pie. El conductor del camión fue liberado por sus circuns- tanciales secuestradores —que durante el reparto de productos lo mantuvieron dentro del turismo robado—, en las proximidades de la estación. El valor material de los productos distribuidos asciende a unas 500.000 pesetas.

Según parece, al interceptar al camión, los asaltantes manifestaron al conductor: «Sólo queremos darle de comer al pueblo, que está hambriento.»

La insólita operación se llevó a cabo a partir de las nueve y media de la mañana.

Cuando la mercancía estaba prácticamente repartida, una señora llamó a la delegación de la firma Roig en esta capital para manifestar su extrañeza ante hecho tan singular. Inmediatamente, el delegado de la firma se dirigió al lugar de los hechos, pero cuando llegó el camión se hallaba vacio y los autores habían desaparecido.

Alrededor de las seis de la tarde, una llamada telefónica efectuada a la redacción de «Córdoba» por una voz masculina, que se identificó como perteneciente al G. R. A. P. O. (Grupo de Resistencia Antifascista Primero de Octubre), se responsabilizó de los sucesos relatados por comandos de acción de dicho grupo, señalando que, aunque el G.R.A.P.O. sabe que de esta forma no se soluciona el problema del hambre, es un modo de lucha en contra del sistema capitalista, y, concretamente, de los grandes almacenes.

(1) Juan Roig Alfonso (Wikipedia)
(2) Los GRAPO reparten 3.000 kilos de embutidos en Córdoba (El Pais)

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: