Informe de por Arenas sobre lucha armada


Extractos de un informe presentado por Arenas al III Pleno del Comité Central del PCE(r) de noviembre de 1976, donde por primera vez se hizo un planteamiento teórico firme de la cuestión de la lucha armada:

En los últimos años la clase obrera no sólo ha recibido el plomo fascista y ha vertido decenas de veces su sangre, sino que también, con todos los medios a su alcance, ha combatido y hostilizado a las fuerzas represivas, les ha ocasionado numerosos muertos y heridos, les ha opuesto barricadas y todas las formas de lucha violenta. Eso ha venido acompañado de la imposición abierta de las asambleas, de comisiones de delegados, de la formación de piquetes y de otras muchas formas de lucha democráticas de verdad, del tipo más avanzado al margen y en contra de todo tinglado reformista y oficial. Por este motivo, un Partido que se esfuerce en dirigirla por este camino sin regatear esfuerzos ni sacrificios, que dote a las masas de una organización y unas fuerzas capaces de hacer la lucha más efectiva y de llevarla a un levantamiento armado general, podemos estar seguros de que no se aislará de ellas. Es más, estamos convencidos por una larga experiencia de que, en las condiciones de nuestro país, la única forma posible de forjar la unidad del pueblo, de crear organizaciones políticas de masas y de impulsar el movimiento de resistencia antifascista, pasa por el quebrantamiento del aparato represivo del fascismo, por la demostración de su gran vulnerabilidad; pasa por eliminar hasta los últimos vestigios del miedo y el terror que trata inspirar.

Al fascismo sólo puede vencerlo y destruirlo completamente un movimiento de masas que sea verdaderamente revolucionario. Organizar este movimiento es la labor más importante que tiene que acometer en estos momentos nuestro Partido. Sabemos que, en las condiciones de nuestro país, eso no resulta fácil. Tendremos que trabajar duro, desplegar una gran energía y mantenernos en todo momento unidos a las masas. Pero ante todo, para conseguir los objetivos propuestos necesitamos aplicar una táctica y unos métodos justos de lucha, acordes con la realidad política y con la correlación de fuerzas que determina la base económica de nuestra sociedad.

Desde ahora debemos ir familiarizándonos con estos dos conceptos: movimiento político de resistencia y lucha de guerrillas. Estos son conceptos que no nos hemos inventado nosotros, sino que designan dos partes complementarias de una misma realidad. Por movimiento político de resistencia entendemos el conjunto de huelgas, protestas, manifestaciones y otras acciones que se producen a millares todos los días y en todos los lugares de manera semiespontánea que escapan a todo control por parte de las autoridades y los partidos domesticados. De este vasto movimiento forman parte, como su punta de lanza, las actuaciones guerrilleras. Estas acciones no se producirían con la regularidad con que lo vienen haciendo y los grupos que las llevan a cabo no podrían mantenerse por mucho tiempo, no podrían resistir la represión, ni renovarse, si no se diera ese amplio movimiento político de resistencia y, por otra parte, es indudable que dicho movimiento de resistencia habría sucumbido hace tiempo a la represión o víctima de la desmoralización que crea la misma, si no encontrara en las organizaciones guerrilleras y en el tipo de lucha que practican una resistencia aún más firme, si no hallaran las fuerzas represivas y el gobierno que las manda una respuesta continua ante sus crímenes y si, en definitiva, la lucha armada no ofreciera al conjunto del movimiento de resistencia de las amplias masas populares la única salida que realmente le queda. En pocas palabras: el movimiento de resistencia de las amplias masas populares ha dado vida y nutre continuamente a la guerrilla, y ésta a su vez mantiene en pie y facilita el continuo desarrollo del movimiento popular de resistencia al sistema capitalista.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Abu Saif

     /  21 julio, 2012

    La lucha armada, claro, claro … ya lo creo.
    La familia de Publio Cordón está muy de acuerdo con todo esto, tan moderno, tan realista, tan revolucionario, tan útil…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: