José Díaz: El peligro fascista en España


Autor: Jose Diaz
Obra: Discurso pronunciado el 3 de Noviembre de 1935

Es necesario repetir una y mil veces que el peligro fascista es, en España, muy grande. Y es muy grande, porque el fascismo tiene en sus manos importantes órganos de Poder. Existe, desgraciadamente en el mismo campo obrero, la teoría de que el fascismo no puede llegar a triunfar totalmente en España. Y ésta es una de esas afirmaciones que no se pueden escuchar sin oponerle un inmediato mentís, Quienes tal piensan olvidan que el fascismo no cede el campo sin lucha. Los que mantienen esta teoría, nos dicen que “el Gobierno está podrido” y “se cae solo”. Pero esto no es cierto. Si lo dejamos, si no lo combatimos activa y organizadamente, durará mucho esta situación, le daremos otra posibilidad de salida dentro del marco derechista, y la táctica de Gil Robles triunfará. Porque, camaradas, ¿dónde está el fascismo en España? En el propio Gobierno hay una buena partida de fascistas. La mitad del Gobierno está integrado por fascistas. Más justo sería decir que lo son la mayoría de los ministros. Y son fascistas también los métodos de gobierno. Ahora bien, ¿por qué padecemos este gobierno de reaccionarios y fascistas? Porque estamos desunidos. La fuerza del fascismo reside más que en nada, camaradas, en el hecho lamentable de la división de las fuerzas capaces de oponerse a su avance. Todavía persiste la división de los obreros comunistas, socialistas y anarquistas; todavía no hemos logrado unificar las fuerzas enemigas del fascismo. Otra cosa sería si estuviéramos unidos. Entonces sí que podemos decir que el Gobierno, podrido de los pies a la cabeza, se desmoronaría bajo el empuje de las masas populares.

Es verdad que todavía no vivimos en un régimen de fascismo. Pero estamos gobernados por métodos fascistas. Contra el fascismo y sus métodos de dominación está todo el pueblo. En las masas populares existe un enorme espíritu de lucha. Esta es la desventaja de los reaccionarios y fascistas. Pero tenemos también que contar con que estas fuerzas, estas masas, no están aún unidas en un frente único de lucha. Y esto representa, por ahora, la fuerza de nuestros enemigos y nuestra propia debilidad. ¿Que esta situación durará poco tiempo? Así lo espero, así lo esperamos todos. Pero no basta con esperarlo.

Hay que unirse, organizarse, ¡y a vencer!.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: