• Por la República Popular

  • Entradas recientes

  • Archivos

  • Libertad Presos Politicos!

  • Revolución Naxalita!

  • Artículos Presos Politicos

  • Canción

  • Libro recomendado

    Temas de formación marxista-leninista
  • Contacto y suscripciones

    Si tenéis algún libro en edición digital, algún artículo, crítica o avisar de algun movimiento, manifestación o noticia, podéis usar el siguiente email o redes sociales:
  • Biblioteca

    Temas de formación marxista-leninista

Olarieta – “Por cojones” y demas articulos


Gracias a un compañero de facebook podemos tener los textos de Olarieta, que ya se pueden descargar desde esta entrada o en la sección “Archivo” de este mismo blog.

Autor: Juan Manuel Olarieta Alberdi,
abogado de SRI, escritor y represaliado político

En los tiempos del Imperio Romano, las mujeres -que no podían hacer casi nada- tampoco podían acudir a juicio, ni siquiera como testigos. Sólo valía el testimonio de los hombres. Pero había un serio problema porque aún no se había inventado la Biblia, por lo que es lógico preguntar: entonces, ¿ante qué libro juraban los testigos contar la verdad? ¿en dónde ponían sus manos? Pues en aquellos tiempos los testigos prometían decir la verdad de lo que sabían agarrándose los testículos con las manos ante el pretor o juez romano. De ahí que la palabra “testigo” derive de la latina “testiculum”, es decir, testículos. En su declaración ante el pretor el testigo ponía sus cojones como aval de que su relato era la verdad y nada más que la verdad. El testigo es un toca-pelotas y tocarle los cojones a alguien es sinónimo de “fastidiar” en román paladino.

Es lo que pasa con la fiscalía de la Audiencia Nacional, que sigue sacando sumarios como si fueran conejos de la chistera.
Entre París y Madrid llevan nada menos que 10 años de juicios contra eso que llaman la “cúpula” de los GRAPO y siguen apareciendo sumarios, a cada cual más inverosímil. Hemos debido vivir bajo una terrible pesadilla de explosiones y atracos. ¿Cómo no nos dimos cuenta antes? ¿Cómo la prensa no nos informó de que tan pocos podían hacer tanto?
El problema es serio de cojones: la fiscalía de la Audiencia Nacional acusa a la militante de los GRAPO Gema Rodríguez Miguel de cometer un atraco en Madrid cuando llevaba ya meses presa en una cárcel de París. ¿Cómo es esto posible? ¿Se trata de un error?
La explicación no está en el error sino en el horror. Gema ya estaba juzgada y condenada, tanto en Francia como en España. Pero a la fiscalía las condenas nunca le parecen suficientes y sucede como en las rebajas de un gran supermercado judicial, pero al revés: cometa un crimen y pague siete. Es un sistema penal al revés que se apoya en el lema de que es mejor pecar por exceso que por defecto, y para que la condena nunca sea demasiado breve, cadena perpetua.

Sólo hacía unos meses que el juez había llamado a declarar a Gema para preguntarle sobre el atraco a una sucursal bancaria en 2003 y la respuesta fue bien contundente: “Yo estaba en una cárcel de París en ese momento”. Luego no hay error posible.
Tendremos que hablar, pues, de otra cosa: de horror.

En un juicio el horror es como en las películas de terror. Si en el rodaje los actores aparecen caracterizados, en los juicios de la Audiencia Nacional los testigos aparecen protegidos. Por eso en un juicio nunca nada es lo que parece, como en este caso, en el cual el fiscal recurre a los disfraces testiculares para demostrar un atraco imposible. Lo mismo que el celuloide, convierte en posible lo imposible.

Lo que quiero decir con todo esto es que tratándose de juicios políticos no hagan nunca preguntas lógicas. Búsquenle tres pies al gato y verán que sólo hay una explicación posible para condenar a alguien por una atraco imposible: por cojones. Después acuérdense de aquel poema que escribió Miguel Hernández en 1937, en plena guerra, en su
poemario “Viento del pueblo”:

Valientemente se esconden,

gallardamente se escapan

del campo de los peligros,

estas fugitivas cacas,

que me duelen hace tiempo

en los cojones del alma.

¡Ah! ¡Qué malhablados somos los poetas!

Resto de artículos:

21 tesis sobre marxismo y darwinismo
Althusser o la miseria del estructuralismo burgués
Bailemos mientras suene la música
Bandidos y terroristas
Dos modelos de separación de poderes
El caso Flick 30 años después
El fascismo del siglo XXI
El imperialismo verde
El juez se estrella
El linchamiento de Lysenko
El origen de la Audiencia Nacional
El origen de la dialéctica en la Grecia Antigua
El primer instrumento musical electrónico se construyó en la URSS
El Protocolo de Kyoto se desmorona
El enfriamiento global
España, Fiscales de la Audiencia Nacional al servicio de la CIA
Estado y mercado en el sector de la industria nuclear
Ha muerto la bióloga Lynn Margulis
La Banca hacia la bancarrota
La biodiversidad en los tiempos del capital monopolista
La creación del sistema judicial franquista
La crisis del derecho de defensa
La crisis obliga a los obreros a mendigar
La ecología soviética de Vernadsky
La era de la aviación supersónica comenzó en la URSS
La era de la salud pública nació en la URSS
La España que Trotski inventó
La experiencia histórica del socialismo
La falsa teoría de las fuerzas productivas
La ley fascista de partidos
La masacre rifeña
La política sanitaria cubana contra el SIDA
La separación de poderes en el constitucionalismo burgués
La tenebrosa historia de un documental dos veces censurado
La tuberculosis reaparece por el incremento de la miseria en todo el mundo
Lo que todos los comunistas deberían ignorar sobre la crisis económica
Lysenko la teoria materialista de la evolucion
Otra mirada sobre Beria
Por cojones
Por qué triunfó la ciencia soviética
Transición y represión política
Tujachevski y la depuración de la dirección del Ejército Rojo en 1937
Una imagen vale más que mil palabras
Un juicio a la ‘algaravía’
Vigencia actual de la Ley de Movilización Nacional
Yuri Valentinovich Knorozov, el soviético que descifró la escritura maya

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: