• Por la República Popular

  • Entradas recientes

  • Archivos

  • Libertad Presos Politicos!

  • Revolución Naxalita!

  • Artículos Presos Politicos

  • Canción

  • Libro recomendado

    Temas de formación marxista-leninista
  • Contacto y suscripciones

    Si tenéis algún libro en edición digital, algún artículo, crítica o avisar de algun movimiento, manifestación o noticia, podéis usar el siguiente email o redes sociales:
  • Biblioteca

    Temas de formación marxista-leninista

RAF surgió de la esperanza de liberación


Autor: Rote Armee Fraktion
Extraido de: La guerrilla urbana ya es historia

Animados por el valor que irradiaban las guerrillas del Sur y las de los países ricos del Norte, surgió a principios de los años setenta la RAF, para a partir de la solidaridad con los movimientos de liberación emprender una lucha conjunta. Millones de personas descubrieron en las luchas de resistencia y de liberación de todo el mundo una oportunidad también para ellas mismas. La lucha armada era en muchas partes del mundo la esperanza para conseguir la liberación. También en la RFA decenas de miles de personas se solidarizaron con la lucha de organizaciones militantes como el Movimiento 2 de Junio, las RZ, la RAF y más tarde la Rote Zora. La RAF surgió como consecuencia de la discusiones que miles de personas mantuvieron en la RFA, a finales de los sesenta y principios de los setenta, sobre la viabilidad de la lucha armada como camino hacia la liberación.
La RAF emprendió la lucha contra un Estado que, tras la liberación del fascismo nazi, no había roto con su pasado nacionalsocialista.

La lucha armada representaba la rebelión contra una estructura autoritaria de la sociedad, contra la individualización y la competencia. Era la rebelión para conseguir una realidad social y cultural diferente. Con los vientos favorables de otros intentos de liberación por todo el mundo, había llegado el momento para la lucha decisiva, que ya no aceptaba la legitimación pseudonatural del sistema y cuya superación se había propuesto seriamente.

1975-77

Con la ocupación de la embajada alemana de Estocolmo, en 1975, empezó la etapa en la que la RAF dedicó todos sus esfuerzos a liberar a sus presos de las cárceles.
Le siguió la ofensiva de 1977, en cuyo transcurso la RAF secuestró a Schleyer. La RAF puso en cuestión el poder. Comenzó un intento radical y decisivo de lograr para la izquierda revolucionaria una posición ofensiva contra el poder. Justamente esto es lo que el Estado quería evitar. El carácter explosivo de la situación —la escalada en este enfrentamiento— le venía también del trasfondo de la historia alemana: con la continuidad del Estado sucesor del nazismo y al que la RAF alcanzó en su ofensiva.

Schleyer, miembro de las SS durante el régimen nazi, había recuperado, como muchos otros nazis de todos los estratos sociales, su cargo y sus honores. Eran carreras que conducían desde los nazis hasta los puestos gubernamentales de la RFA, la justicia, el aparato policial, el ejército, los medios de comunicación y las directivas de las grandes empresas. Los antisemitas, racistas y genocidas eran muchas veces los antiguos criminales y ahora los nuevos potentados.

Schleyer participaba en el entramado de los nazis y del Capital para la construcción de un espacio económico europeo bajo supremacía alemana. Los nazis querían una Europa en la que no hubiese ni luchas entre trabajadores y Capital ni mucho menos resistencia contra su sistema. Querían suprimir la lucha de clases, intentando implicar a los alemanes o a las personas que fueran «germanizables» y sirviesen como trabajadores en la «comunidad del pueblo». A las demás las esclavizaban haciéndoles hacer trabajos forzados o las exterminaban sistemáticamente en los campos de concentración.

Con la liberación del fascismo nazi y el final del exterminio industrial de seres humanos por los nazis no llegó la liberación del capitalismo. Schleyer continuó trabajando, después del 45, por la consecución de los mismos objetivos económicos, pero de forma más modernizada. Con el modelo social- demócrata de los años setenta llegó un empuje modernizador. Como dirigente de la industria, Schleyer continuó trabajando en la creación de un sistema para la contención de la resistencia social contra las condiciones del Capital —p. ej., los despidos— y la integración con coberturas sociales negociadas según tarifas estipuladas. Y de lo que se trababa ahora también era de integrar sobre todo la parte alemana de la sociedad, lo que le posibilitaba al Capital una mayor explotación de los trabajadores inmigrantes y, a escala mundial, la dominación y la explotación de los seres humanos en el Sur, donde provocaba el exterminio masivo por hambre.

La continuación del sistema que Schleyer encarnaba —en los años setenta, durante el periodo del modelo socialdemócrata— es un momento crucial de la reconstrucción y el desarrollo de la RFA.

La guerrilla urbana ya es historia
«Die Stadtguerilla ist nun Geschichte», comunicado de disolución de la Rote Armee Fraktion (RAF – Fracción del Ejército Rojo), dirigido en forma de carta al diario berlinés junge Welt y publicado en dos partes, los días 22 y 23 de abril de 1998.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: